· 

CÓMO FORTALECER LA SALUD ESTOMACAL

Si tienes molestias estomacales, pregúntate qué te preocupa. La preocupación es la emoción del bazo y el estómago. Preocuparse demasiado debilita a estos órganos.

 

El Bazo es el encargado de obtener junto con el Estómago, la Energía Jing Esencial de los alimentos. Cuando esta función falla el sentimiento que se genera es la preocupación.

 

Lo que nos indica si la función de estos órganos es adecuada es la lubricación, el color y brillo de los labios que está en relación con la potencia de la Sangre y la Energía. Por tanto cualquier alteración en los labios nos indica directamente el estado del Bazo y el estado de la Sangre y de la Energía. Una alteración del Bazo nos origina labios pálidos, violáceos o secos.

 

Para equilibrar estos órganos consume alimentos dulces que tonifican el elemento Tierra (Bazo – Estómago) y tienen naturaleza Yang (ayudan a ascender la energía). En cantidad moderada: armonizan, refuerzan, tonifican y promueven la producción de líquidos orgánicos (lubrifica). En exceso favorece la producción de humedad y flema. Los alimentos dulces según la MTC, actúan directamente sobre los músculos. Este sabor lo puedes encontrar en el calabacín, el boniato, el arroz, el mijo, la zanahoria, la calabaza, el plátano, la papaya, las castañas y las nueces.

 

El momento de más plenitud energética del estómago es de 7 a 9 de la mañana y el del bazo es de 9 a 11 de la mañana. Este es el momento de hacer tareas exigentes aprovechando la mayor capacidad que nos da el bazo para pensar, estudiar, concentrarnos, memorizar y fijar nuestra atención. También es un buen momento para la meditación y para establecer objetivos, planes e intensiones. Sin embargo, recuerda que el abuso del uso de la mente afecta la función del bazo, así que tómate pausas.